Se evalúan las células híbridas circulantes como biomarcador de respuesta al tratamiento en pacientes con cáncer de recto y esófago